Funcionaria inhabilitada por 15 años por corrupción es jefa de licitaciones de Pemex

* Reyna María Basilio Ortiz, quien fue inhabilitada por 15 años para ocupar un cargo público por autorizar adeudos de obras no reconocidas de la Línea 12 del Metro, ahora es la coordinadora de Procura y Abastecimiento para Transformación Industrial de Pemex, encargada de adjudicar contratos; mediante twitter

Para el Metro, se desempeñó como directora de Administración de Contratos del Proyecto de la Línea 12, y en 2014 la Contraloría de Gobierno capitalina la responsabilizó de autorizar indebidamente un reconocimiento de deuda con dos empresas, a las que pidió se pagara más de 478 millones de pesos, presuntamente sin cumplir los requisitos normativos.

Ahora figura en el directorio de Pemex como encargada de las licitaciones y adjudicación de contratos de bienes y servicios. En septiembre de 2014 fue inhabilitada por la Contraloría del Gobierno de la Ciudad de México por 15 años y fue sancionada con más de 478 millones de pesos por adjudicar de manera irregular un convenio de reconocimiento de deuda por obras inducidas subterráneas, superficies y áreas no consideradas en el contrato principal de la Línea 12, además se le dio vista a la entonces Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

La PGJDF le dictó una orden de aprehensión en julio de 2015, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de uso ilegal de atribuciones y facultades. Basilio Ortiz interpuso un amparo, donde se le otorgó la suspensión definitiva contra la orden de aprehensión.

La actual funcionaria de Pemex recurrió al Tribunal Contencioso Administrativo de la Ciudad de México para solicitar, a través de un juicio de nulidad, la cancelación de las sanciones que le fueron aplicadas.

El Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México declaró el 15 de diciembre de 2017 la nulidad lisa y llana, aunque reconoció que Basilio Ortiz sí había incurrido en irregularidades. Ante ello, las autoridades de la Ciudad de México, presentaron un recurso de revisión ante el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa.

Así que este tribunal determinó en definitiva que Basilio Ortiz sí había incurrido en responsabilidad, pero también estableció que no fueron debidamente individualizadas y aplicadas las sanciones de inhabilitación y multa económica a la exfuncionaria del Metro.

De tal forma que ordenó en septiembre de 2018 que el Tribunal Contencioso Administrativo anulara la sentencia del juicio de nulidad que se dictó en favor de Basilio y emitiera una nueva, tomando en cuenta los criterios que estableció.

Nahle lo niega

Con un escueto tuit la Secretaría de Energía Rocío Nahle se deslindó de la designación de Reyna María Basilio Ortiz, inhabilitada por 15 años por autorizar adeudos de obras no reconocidas de la Línea 12 del Metro, como la actual coordinadora de licitaciones y adjudicaciones de Pemex.

Sin remitirse a dar respuesta a los grandes medios y dirigiéndose a un solo usuario en la red social de twitter, la titular de la SENER, le aclaró: ( Nahle Retwitteó a Manuel Díaz)
“Cabe aclarar, que yo no designé a nadie y las contrataciones en @Pemex las hace directamente la empresa”

 

Anuncios

Tomas clandestinas a ductos de Pemex se dispararon 50% en enero

La ordeña ilegal de combustible a Petróleos Mexicanos (Pemex) se disparó 50% durante enero de 2019.

Durante el primer mes de este año, Pemex sufrió mil 565 tomas clandestinas frente a las mil 046 registradas en el mismo mes de 2018, de acuerdo con información de la empresa difundida por el diario Excelsior.

Esta incremento evidencia que las ordeñas ilegales a ductos de la compañía mexicana siguen creciendo a pesar de la estrategia del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador contra el robo de combustible.

Consultado Pemex sobre el tema, no hubo respuesta.

El estado de Hidalgo encabezó el mayor número de tomas clandestinas del país con 508 perforaciones, un crecimiento de 265%.

La entidad que gobierna el priista Omar Fayad sufrió en enero una de las peores tragedias asociadas al robo de combustible en la región de Tlahehuilpan, donde murieron al menos 130 personas tras la explosión de una toma clandestina.

En segundo lugar está el Estado de México, gobernado por Alfredo Del Mazo, con 169 ordeñas ilegales, y en tercer lugar aparece Puebla, entidad que gobierna Guillermo Pacheco Pulido, con 156 tomas.

Pemex matizó que se han recuperado 442 mil litros de combustible, encabezados por un decomiso de 201 mil barriles en Veracruz.

El gobierno estima que se ahorren 50 mil millones de pesos durante 2019 derivados de la estrategia contra el robo.

Se eleva a 100, número de muertos por explosión de Tlahuelilpan

El número de muertos por la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo, se elevó a 100, informó este jueves el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

A través de un comunicado, el instituto detalló que durante la noche del miércoles y madrugada de este jueves, fallecieron cuatro de los heridos que atendían en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) en Lomas Verdes, Estado de México.

“Uno de ellos había sido recientemente trasladado proveniente de un hospital del ISSSTE”, detalló el IMSS en un comunicado.

En el texto, el instituto de salud explicó que solo un paciente permanece en ese nosocomio.

Además, explicó que nueve personas continúan recibiendo atención médica en la UMAE de Magdalena de las Salinas, y una más en el Hospital General de Zona No. 6 de Tepeji del Río, Hidalgo.

“En total, el Seguro Social continúa brindando atención médica a 11 personas afectadas por la explosión del ducto”, aseguró el IMSS.

Tlahuelilpan… van 66 muertos

La crisis de Pemex se profundiza con la explosión del ducto que ordeñaban habitantes de Tlahuelilpan, en el Estado de Hidalgo

La detonación ocurrió dos horas después del aviso de una fuga intencionada de gasolina. Los habitantes se habían desplazado al lugar con bidones para intentar llevarse algo del hidrocarburo. El Ejército llegó antes de la explosión, pero se replegó para “evitar un enfrentamiento con la población”, según ha informado el Gobierno mexicano a través del equipo de comunicación de la presidencia.

AGENCIAS

La tragedia se cierne nuevamente sobre México. Una explosión en una toma clandestina de combustible en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, ha dejado hata el momento al menos 66 muertos y más de 70 heridos, según ha informado el gobernador de la entidad, Omar Fayad. Dos horas antes de la detonación, en la zona, situada a poco más de 100 kilómetros de la capital mexicana, las autoridades habían tenido conocimiento de una fuga intencionada de carburante.

“Continuaremos luchando contra el robo de combustible hasta que logremos erradicarlo”, aseguró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, desde la zona del suceso.

Según informó el secretario de Defensa, Luis Sandoval, en una rueda de prensa matutina, fueron desplegados unos 25 efectivos del Ejército. En un comunicado oficial, se explica que “al aumentar la presión del ducto, el brote de combustible creció considerablemente y los pobladores (…) acudieron en gran número con cubetas, bidones y todo tipo de recipientes”.

“Para evitar un enfrentamiento con la población”, prosigue el texto, “los militares se replegaron”. Poco después se produjo la explosión. La petrolera estatal, Pemex, cerró el ducto alrededor de las seis de la tarde, cuando detectó que el nivel de presión era inferior a lo habitual.

Según el testimonio del alcalde del municipio, Juan Pedro Cruz, eran alrededor de 200 personas las que trataban de recoger el combustible derramado en el suelo.

Los policías y militares que trataban de acordonar la zona, según el relato del regidor de Tlahuelilpan, les pidieron, sin éxito, que se retirasen del lugar. “Eran hordas de personas que, por llevarse una cubeta de hidrocarburo, pueden perder la vida”, remarcó Fayad.

El incendio fue completamente extinguido a 23.50, según informó el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo.

La explosión se produce en plena batalla del Ejecutivo federal contra el robo de combustible, un negocio de gran escala en México en el que también ha penetrado el crimen organizado.

Desde el pasado 21 de diciembre, las autoridades mexicanas han cerrado varios ductos de transporte de gasolina en el centro y occidente del país —las regiones más afectadas por la extracción de combustible, popularmente conocida como huachicoleo—. La clausura de las tuberías por las que circula la gasolina ha obligado al despliegue de camiones cisterna para llevar gasóleo y gasolina a las estaciones de servicio. Pese a estas medidas preventivas, en las últimas jornadas se han repetido las escenas de desabastecimiento en varios Estados, entre ellos la Ciudad de México.

 

El Gobierno de López Obrador ha ordenado, además, el despliegue de más de 5 mil militares para vigilar las instalaciones, canalizaciones y los camiones cisterna. Este jueves, el Ejecutivo federal informó del bloqueo las cuentas de 42 empresas, el arresto de 435 personas vinculadas al robo de carburante y la apertura de 1.831 investigaciones. De acuerdo con los datos oficiales, en 2017 y 2018 el robo de combustible ha provocado pérdidas de alrededor de 3 mil millones de dólares en las cuentas públicas.

El Gobierno de Hidalgo ha hecho un llamamiento a los habitantes de Tlahuelilpan (15 mil habitantes) para que se mantengan lejos del lugar de la explosión y permanezcan, en la medida de lo posible, en sus hogares. El gobernador de Hidalgo ha confirmado que se trataba de una toma clandestina y que los fallecidos han muerto calcinados. La fuga se produjo a las cinco de la tarde (hora local) en una zona de cultivo alejada de las casas, informa Diego Mancera.

Varios carriles de la carretera México-Querétaro, a la altura del kilómetro 43 —un punto intermedio entre la capital y Tlahuelilpan— fueron cortados para permitir el despegue de los helicópteros que trasladaban a los heridos a hospitales especializados en la atención de quemados. Hasta ese lugar llegaban en ambulancias.

“Desde las 10, cuando llegué, han salido 12 pacientes con quemaduras de segundo o tercer grado, que son los que están siendo trasladados a la Ciudad de México”, decía, desde allí y al filo de la medianoche, Daniel Villaceñor, uno de los paramédicos enviados desde la capital mexicana como parte del operativo de emergencia.

Como Lourdes Ramírez, vecina de Tlahuelilpan, han sido varios los médicos que se han desplazado voluntariamente al lugar de los hechos para tratar de ayudar en la medida de lo posible. “No me podía quedar sentada. Fue muy fuerte; estaba en mi escritorio cuando vi la llamarada y agarré rápidamente el botiquín con lo necesario para atender las quemaduras”, dice desde una de las ambulancias. Entre los heridos hay tres adolescentes de 15 años y un niño de tres.

 

Tras la tragedia, el centro cultural de Tlahuelilpan se ha convertido, improvisadamente, en un centro de información. Hasta allí llegan decenas de personas en busca de sus familiares que, temen, estén entre los fallecidos o, en el mejor de los casos, entre los heridos. Entre los que buscan a sus allegados no localizados está Ricardo Jiménez, que ha llegado hace tres horas de la Ciudad de México para tratar de conocer el paradero de su hermano César. Se encontraba, como otros muchos, en el lugar de la explosión.

Frente a uno de los últimos controles antes de acceder al lugar de la detonación, Luciana Serrano, de 55 años, busca a su hijo Germán, de 20. “No llegó a casa. Le he hemos buscado en todos los hospitales de la zona y no lo encontramos. Solo me queda la esperanza de que esté en alguno de los hospitales de la Ciudad de México”, dice mientras se cubre con una manta para protegerse del intenso frío.

Amelia Bautista, de 47 años, quiere saber dónde está su hijo Hugo, de solo 13. Como Luciana, le han buscado, sin éxito, en todos los centros hospitalarios de los alrededores.

 

En diciembre de 2010 se produjo un incidente similar en San Martín Texmelucan (Puebla). En aquella ocasión fueron 29 las personas finalmente fallecidas después de la explosión de miles de litros de combustible que escaparon de los ductos de Pemex a través de una toma clandestina.

Era el preámbulo del negocio del huachicol en la región. La detonación se produjo cuando la fuga de diésel llegó hasta la zona urbana durante la madrugada, una chispa provocó el incendio que dejó 52 heridos. El Gobierno mexicano nunca dio con los responsables directos de aquella tragedia.

Pemex debe pagar 633 mdp a Oceanografía

*La empresa, propiedad de los hermanos Yáñez, recién salió de un proceso de quiebra que duró más de cuatro años

* La deuda es sobre 24 de 45 contratos

AGENCIAS

Un juez federal resolvió que Pemex Exploración y Producción (PEP) le debe 633 millones de pesos a la naviera Oceanografía, que desde febrero pasado salió de un proceso de quiebra que duró cuatro años.

Felipe Consuelo Soto, Juez que llevó el concurso mercantil de Oceanografía, dictó el 28 de noviembre una medida cautelar por la que PEP debe exhibir 272.4 millones de pesos y 18 millones 55 mil dólares, equivalentes a 361 millones de pesos, para que la empresa de Amado Yáñez pueda “cumplir las obligaciones de su convenio concursal”.

Las empresas han negociado durante meses para conciliar adeudos entre ellas, derivados de 24 de los 45 contratos que Oceanografía tuvo con PEP. Esta última rechazó que deba los montos mencionados, y por el contrario, sostiene que Oceanografía es quien le debe 20 millones de dólares, y que para la compensación se deben tomar en cuenta los 45 contratos.

“No se puede pretender capitalizar a Oceanografía a costa del patrimonio de PEP”, afirmó la empresa estatal.

La conciliación es resultado de un amparo ganado por PEP en agosto de 2016, con el que anuló una orden dictada por el Juez Consuelo para devolver a Oceanografía penalizaciones que le había aplicado por presuntos incumplimientos contractuales entre febrero y julio de 2014.

Como Oceanografía siempre sostuvo que PEP le quedó a deber, el Juez consideró necesaria la conciliación para aclarar las deudas recíprocas. Luego de una veintena de reuniones, la conciliación aún no termina, pero el Juez ya pidió a PEP exhibir los 633 millones.

Cuando el Gobierno intervino a Oceanografía en febrero de 2014, tras revelarse un presunto fraude contra Banamex, la empresa tenía cuatro contratos activos con PEP por 2 mil 847 millones de pesos, que terminaron su vigencia entre noviembre de ese año y septiembre de 2016.

Otros tres contratos, por casi 2 mil 700 millones de pesos, de obras de construcción en plataformas petroleras, habían vencido en semanas previas, pero probablemente había pagos pendientes.

En la sentencia de reconocimiento de créditos del concurso mercantil de Oceanografía, el Juez determinó que ésta le debía 6.4 millones de UDIS a PEP, entonces equivalentes a unos 34 millones de pesos.

El Juez aprobó en febrero de 2018 un convenio que sacó a Oceanografía de la quiebra, por el cual se decretó quitar un 96 por ciento de la deuda de 12 mil millones de pesos con cientos de acreedores, y creó un fideicomiso.

La idea es que el fideicomiso reciba los ingresos por nuevos contratos de servicios petroleros que Oceanografía logre conseguir.

Inhabilitan por 10 años a empleado de PeMex transformación industrial

La Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó por 10 años para desempeñar empleos, cargos y comisiones en el servicio público a un empleado de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Y le impuso una multa por 8 millones 352 mil 547 pesos con 57 centavos. Indicó que el sancionado, adscrito a Pemex Transformación Industrial, omitió aplicar penas convencionales a una filial de Odebrecht, por 8.3 millones de pesos, ante el incumplimiento de la empresa en un contrato para obras en la refinería Miguel Hidalgo.

Subrayó que la firmeza de esta resolución se encuentra supeditada al resultado de los medios de impugnación al alcance del servidor público, para hacerle frente a la sanción.

El caso de corrupción de Oceanografía

El pasado viernes 28 de febrero de 2014, Banamex lanzó una acusación contra la empresa Oceanografía de fraude, lo que originó que la Procuraduría General de la República(PGR) abriera una investigación a empleados y directivos de la compañía, mayor contratista de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La PGR anunció que embargó a Oceanografía, proveedora de Pemex, por al menos 400 millones de dólares. La PGR aseguró los bienes de la empresa y los puso a disposición del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes. La investigación develó una posible red de tráfico de influencias. Según investigaciones, la compañía forma parte de una red de complicidades entre funcionarios y exfuncionarios de cuño panista con empresarios.

Para comprender el caso, te presentamos 15 puntos clave:

¿Qué es Oceanografía?
  • En su página web Oceanografía S.A. de C.V. indica que es “una empresa mexicana con más de 40 años de experiencia en la industria petrolera”. La compañía es controlada mayoritariamente por los hermanos Amado y Carlos Daniel Yáñez Osuna, quienes ostentan más de 75% de la totalidad de acciones.
  • De 1999 a 2013, Oceanografía obtuvo al menos 160 licitaciones públicas nacionales e internacionales de Pemex, cutos contratos superaron los 31 mil millones de pesos para proveer servicios de obra pública a la paraestatal y su subsidiaria Pemex Exploración y Producción (PEP).
  • Los contratos que se le concedieron a la empresa en esos años eran específicamente para realizar trabajos de mantenimiento, inspección, flete, transportación, alimentación, hospedaje y rehabilitación de pozos.
La ruta del fraude
  • Oceanografía solicitó un préstamo a Banamex y puso como garantía supuestos pagos que esperaba de Pemex.
  • El 31 de diciembre de 2013, el banco le otorgó un crédito por 585 millones de dólares.
  • La compañía fue sancionada por 21 meses y 12 días de los procesos de contratación del gobierno mexicano, luego que Pemexencontró en una revisión interna irregularidades en contratos con la firma, según el Diario Oficial del 11 de febrero.
  • Banamex inició una detallada revisión del riesgo de Oceanografía cuando supo de la sanción y descubrió que dicha empresa parecía haber falsificado cuentas por cobrar.
  • La Procuraduría General de la República intervino a la firma y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) también investiga violaciones financieras.
Presuntos involucrados
  • Amado Yáñez Osuna, es hijo de Amado Yáñez Correa, fundador de Oceanografía. Desde 1996 asumió al cargo como director de esta empresa proveedora de Petróleos Mexicanos y que es acusada por Banamex de un fraude por 585 millones de dólares. Yáñez recibió 33 contratos de Pemex en diez años. Es propietario de Gallos Blancos de Querétaro, equipo de futbol de la Liga MX. Su esposa, Verónica González Yáñezaparece como propietaria del equipoDelfines, de la Liga de Ascenso.
  • Los hermanos Francisco Javier y Óscar Rodríguez Borgio son accionistas de Grupo Gasolinero Mexicano, que opera las estaciones Cualli y que según su portal cuentan con 35 estaciones. Tienen los casinos Big Bola y la Caja Libertad. El grupo ha sido acusado de vender gasolina robada. Caja Libertad tiene 155 sucursales en 24 estados. Es investigada por la CNBV. Big Bola cuenta con 17 casinos y es acusada de lavado.
  • Martín Díaz Álvarez, presidente del Consejo de Administración de Caja Libertad y accionista de Oceanografía es investigado por la PGR y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores por lavar recursos de procedencia ilícita en la caja popular.
  • En la lista de los panistas que han sido señalados o que son investigados por alguna irregularidad en el manejo de contratos en Pemex, está Juan Bueno Torio, actual diputado federal del Partido Acción Nacional. Luis Ortiz, su cuñado, recibió un contrato directo para su empresa Fletara. Mientras que la hermana del legislador, Rosa Bueno, obtuvo contrato sin licitar.
  • César Nava Vázquez, ex dirigente nacional del PAN fue director Jurídico de Pemex en el sexenio de Vicente Fox y según investigaciones federales, él monto la estructura jurídica que siguió operando con su gente de confianza cuando fue secretario particular de Felipe Calderón.
  • En 2005, Manuel Bribiesca aceptó que su hermano Jorge Alberto y su tío Guillermo Sahagún gestionaron contratos con Petróleos Mexicanos para favorecer a Oceanografía, argumentando que sus parientes conocían a los dueños de esa empresa.
  • El domingo 2 de marzo, el ex presidente Vicente Fox, salió en defensa de los hijos de su esposa Marta Sahagún, al afirmar que “en la familia estamos muy tranquilos, aquí no hay nada que ocultar, nada de qué preocuparnos, toda la familia, la propia y la extendida”, en torno al caso de Oceanografía.

AGENCIAS

Derrame de Pemex contamina Puerto Salina Cruz, Oaxaca

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Son kilómetros de mancha oscura de combustóleo pesado los que invaden las aguas del muelle 9 de la Terminal Marítima de Pemex en Salina Cruz… pero hasta ahora, Pemex ha preferido el silencio.

Y es que, de manera institucional, la paraestatal no ha reconocido el derrame ni la cantidad de combustible derramado; tampoco ha informado días que estará fuera de operaciones ese muelle después que el buque tanque “Fedor Majuro” se impactara durante las maniobras de carga.

Pescadores de las Salinas del Marqués, ubicado en Salina Cruz, denunciaron un derrame provocado por la avería en el ducto que abastece las boyas frente a la Terminal Marítima de Pemex.

Afirman que ha contaminado la zona de pesca de escama y reproducción del camarón, sin que apliquen los protocolos para tratar de contener y recuperar el hidrocarburo que se escapa en la Terminal Marítima de Pemex.

Con información de Alfredo Acevedo Petriz