Asesinatos de Pamela Terán y Sol Cruz Jarquín son feminicidios

• Tribunal de Justicia de Oaxaca ordena a Fiscalía enderezar la plana

 Se confirma lo que desde hace un año hemos exigido: Soledad Jarquín

 

La reciente resolución emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca es una muestra de lo que hemos planteado desde el principio sobre la investigación hecha por la Fiscalía General de Justicia del Estado de Oaxaca. Se observa que ésta se efectuósin perspectiva de género y, por tanto, no fueron considerados los asesinatos de Pamela Itzamaray Terán Pineda y María del Sol Cruz Jarquín como feminicidios y tampoco dentro de un contexto de violencia política.

Así lo afirma la madre de María del Sol Cruz Jarquín, la periodista Soledad Jarquín Edgar, quien señala que el Fiscal General de Justicia de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, hizo durante el último año caso omiso a los señalamientos que en ese sentido hizo ella y organizaciones feministas y de periodistas. “Por el contrario en mi caso he recibido descalificaciones por parte de Vasconcelos Méndez”.

Estamos frente a hechos de dilación de la imparticiónde justicia, porque a un año del triple asesinato sólo una persona se encuentra vinculada a proceso, lo que ocurrió el pasado 2 de junio, en tanto que una personamás no fue vinculada, hecho que revela -como dice el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca-, una “deficiente y negligente investigación” sobre lo ocurrido la madrugada del 2 de junio de 2018 en la localidad de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, en la región del Istmo de Tehuantepec.

 

Todas estas omisiones, sin duda perversas, dan como resultado la violación a los derechos fundamentales de las víctimas por parte de la Fiscalía, como ya hemos dicho, reitera Jarquín Edgar, quien recuerda que la Fiscalía, a través de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales no ha vinculado la carpeta de investigación por probable delito electoral de los hermanos Montero López, misma que está concluida de acuerdo con la fiscal especializada en Delitos Electorales, Araceli Pinelo López desde agosto pasado.

 

El Tribunal explica con argumentos claros y en base a la normatividad nacional e internacional que la Fiscalía de Oaxaca no realizó como correspondía su trabajo, el mismo que deja hasta hoy en la impunidad el feminicidio de María del Sol, quien fue obligada por el titular de la Secretaría de Asuntos Indígenas de Oaxaca (hoy Secretaría de Pueblos Indígenas y Afromexicano), Francisco Montero López, del gobierno estatal que encabeza Alejandro Murat Hinojosa, de donde ella era jefa del Departamento de Comunicación Indígena e Intercultural, a sabiendas que cometía un delito electoral, porque fue designada para apoyar con su trabajo profesional, como fotógrafa y videasta, la campaña política de Hageo Montero López, candidato del PRI-PVEM-PNA a la presidencia municipal de Juchitán de Zaragoza. Es decir, usando recursos públicos, penados por la ley

 

Al igual que el Tribunal de Oaxaca, hemos planteado que en ese contexto el crimen de la concejala con licencia e integrante, en segunda posición, de la plantilla del entonces candidato Montero López, así como el de mi hija, deben ser considerados como feminicidios en un contexto de violencia política de género “que puede catalogarse como un feminicidio por desprecio u odio hacia esas víctimas, contempladas así en el artículo 411 fracción VII…del Código Penal del Estado, y no sólo acreditar un hecho que la ley señala como delito de homicidio calificado con ventaja, como al final de cuentas ocurrió”, refiere Jarquín Edgar quien cita la resolución de emitida por la Sala de Justicia Indígena y Quinta Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca.

 

Por otro lado, la periodista Soledad Jarquín Edgar dijo que después de la protesta exigiendo justicia para María del Sol Cruz Jarquín en la capital oaxaqueña el pasado sábado, junto con organizaciones de la sociedad civil, feministas y defensoras de derechos humanos ha sido objeto de ataques del Fiscal General de Justicia, Vasconcelos Méndez quien ha señalado a la prensa: “…En respuesta, el Fiscal dijo que ”es compromiso de la Fiscalía General con la sociedad oaxaqueña no dejar que se afecte el trabajo técnico con presiones diversas que manipulan información con objetivos personales, económicos, políticos o de otro tipo distintos al de la justicia””. (https://pagina3.mx/2019/06/dice-fiscal-que-no-cede-a-presiones-que-manipulan-informacion-con-objetivos-personales-economicos-y-politicos/)

 

De igual forma, afirmó que es ampliamente conocido que desde la Fiscalía se utilizan “boots” para desacreditar toda acción de protesta, exigencia o demanda de justicia por parte de las familias o de organizaciones no gubernamentales frente a los nulos resultados, lo que ha hecho tal instancia gubernamental poniéndola en riesgo, por lo que responsabilizó al gobierno de Oaxaca en caso de que algo le ocurra a ella, a su familia y a las personas cercanas a ella.

 

Anuncios

A ocho meses del asesinato de mi hija María del Sol

A ustedes:

Hoy se cumplen ocho meses de su dolorosa e inesperada partida. Aquí, en mi corazón, anida el vacío que dejan todas estas horas y días, mi alma está rota, me duele no ver a mi hija María del Sol, no escucharla, no sentir su abrazo amoroso. Las balas asesinas de la madrugada del 2 de junio terminaron con su vida yrompieron la nuestra.

 

Me he despertado pensando en sus sueños hechos pedazos, esos por los que luchó tanto en un mundo difícil para la juventud, donde “la oportunidad” es solo una e intangible, y pienso cada día en este país donde la vida es ir cuesta arriba, donde hay que vencer con esfuerzo y sin rendirse. Luego veo que también es ir cuesta arriba después de su asesinato, es perseguir la justicia con la misma fuerza con la que mi hija lo hacía por alcanzar sus anhelos.

 

Así, tras su asesinato sigo sin encontrar explicación alguna a ese dejar pasar los días por quienes están obligados a procurar e impartir justicia, pero en cambio anidan la injusticia, ese atropello que se ha vuelto común en México y al que me aterra acostumbrarme. Por eso sigo preguntando porque los asesinos materiales e intelectuales del triple asesinato de Juchitán -María del Sol, Pamela Terán y Adelfo Guerra- siguen caminando como si nada hubieran hecho. Por qué no se ha podido proceder contra toda la cadena de ilegalidades que se cometieron desde lo administrativo hasta lo electoral a pesar de las pruebas presentadas. Por qué ni siquiera el robo de sus pertenencias se ha investigado. ¿Qué nombre se le da a eso?

 

¿De qué país hablamos cuando no sólo no podemos garantizar la vida de las personas jóvenes, menos la vida de las mujeres y, peor aún, cuando siendo víctimas no se les honra con justicia? 

 

Es entonces cuando me cuestiono qué instituciones tenemos, qué servidores públicos están detrás de ellas, para ver pasar los días y los meses desde una perspectiva distinta, sin ese dolor que sí pasa por nuestras familias frente a la pérdida de nuestras hijas.

 

Y sí, hay una lista que ya parece infinita de nombres de mujeres y hombres jóvenes asesinados en México y junto a sus nombres podemos contemplar la impunidad: la protección institucional para sus asesinos.

 

A 265 días de la madrugada del 2 de junio, hoy recuerdo a mi hija en ese abrazo de despedida que días antes nos dimos con la esperanza de vernos pronto, con la promesa de volver a casa; es el mismo abrazo que me sigue cobijando amorosamente y el mismo que me da fuerzas para levantarme cada día y seguir la vida para exigir #JusticiaParaSol

 

La fuerza para llamar a la puerta de la Fiscalía de Oaxaca y a su titular Rubén Vasconcelos Méndez, con la misma exigencia; para esperar que la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales y su titular, Araceli Pinelo López, vincule a proceso a los responsables; o que el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca y sus magistrados establezcan las sanciones que les han sido encomendadas por tribunales superiores para los responsables de que mi hija estuviera en Juchitán de Zaragoza desde poco más de un mes antes de ser asesinada, para satisfacer la ambición de poder de una familia. Y sí, sigo esperando que el gobernador de Oaxaca, Alejandro MuratHinojosa,  un golpe de timón y sancione de manera al ex titular de la Secretaría de Asuntos Indígenas, Francisco Javier Montero López, por corrupción y por cometer delitos electorales, al igual que su hermano, quien, sin vergüenza alguna por los delitos cometidos antes, ostenta el cargo de regidor en Juchitán de Zaragoza, Hageo Montero López.

 

Fuerza necesaria para no caer frente a la inacción, frente a las omisiones institucionales, que en este caso particular han dejado pasar 265 días, cada uno de los cuales tiene para el funcionariado un significado distinto del que puede tener para mi familia y para mí.

 

Para el funcionariado se trata de un hecho fortuito que le sucede al otro o a la otra, al diferente, a quien no se reconoce. La otredad que nos hace desiguales,unos por poseer el poder y las y los otros por no tenerlo.

 

Ocho meses sin María del Sol quizá no representennada para las personas que antes nombré, para quienes “dirigen” Oaxaca y este país, pero significa todo para mi familia, para quienes debemos sobrevivir sin ella y seguir pidiendo #JusticiaParaSol

Soledad Jarquín Edgar

Lamentable y perversa decisión del Juez, dice Soledad Jarquín; referente a la liberación de detenido por triple homicidio en Juchitán

*El poder político se impone a la verdad en triple asesinato

*Se asoma para lo que servirá en Oaxaca la AVGM, una bolsa de declaraciones

Lamentable y perversa la decisión del Juez de Control de Juchitán, Omar Morales Simón, quien rechazó vincular a proceso a Jehu G.L. pese a que existen pruebas en su contra como uno de los autores materiales del triple asesinato ocurrido en junio pasado, eso a solo unos días de que fuera decretada por la Secretaría de Gobernación la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, una muestra más de lo irrelevante que resulta para el Estado la vida y la seguridad de las mujeres, calificó Soledad Jarquín Edgar, madre de una de las víctimas.

Detrás de la decisión del juez Omar Morales está la presión política de personas vinculadas al PRI, añadió la madre de la fotógrafa y videasta María del Sol Cruz Jarquín, quien fue asesinada junto con la candidata a segunda concejala Pamela Terán Pineda y su escolta Adelfo Guerra Jiménez, la madrugada del 2 de junio en Juchitán de Zaragoza, municipio ubicado en la región del Istmo en el estado de Oaxaca, el noveno más peligroso del país según datos de Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Para la periodista la decisión que tomó el juez Morales Simón es una muestra de la corrupción del poder Judicial, uno de los más afectados en esta descomposición, lo que ha dado al traste a la seguridad de la población, en específico de las mujeres a quienes no quieren en la vida política, a las que no quieren en las calles, a las que se mata cada día por causas inexplicables e inhumanas, favoreciendo con su actuar ominoso, la impunidad de criminales intelectuales y materiales como sucede ahora en Juchitán de Zaragoza.

Detrás de la decisión del juez está Francisco Montero López y Hageo Montero López, el primero ex secretario de Asuntos Indígenas (SAI) del gobierno que encabeza Alejandro Murat Hinojosa, y el segundo actual regidor en el gobierno de Juchitán y ex candidato a la presidencia municipal de ese municipio istmeño, quienes propiciaron el bloqueo de carreteras en la región del Istmo tras la detención de Jehu G.L. y una protesta durante las 20 horas que duró la audiencia.

¿Quién está detrás de los Montero? Preguntó Soledad Jarquín Edgar, y recordó que esa familia es operadora política de José Murat Casab, el ex gobernador de Oaxaca de origen istmeño y padre del actual mandatario de Oaxaca. De eso hay pruebas suficientes y gente que daría su propia versión.

Recordó que su hija María del Sol Cruz Jarquín, jefa del Departamento de Comunicación Indígena Intercultural en la SAI, dependencia del gobierno estatal, fue obligada por el entonces titular de esa dependencia estatal, Francisco Montero López, a trasladarse a Juchitán de Zaragoza para apoyar la campaña de Hageo Montero López desde finales de abril pasado y no en los últimos días de mayo como declaró el ex titular de la dependencia estatal.

“Es un crimen político y no una vendeta entre narcotraficantes” como quisieron aparentar desde un principio con el asesinato de Pamela Terán Pineda, quien lamentablemente estaba acompañada de mi hija al momento de su ejecución, y en la que existen pruebas suficientes sobre la presencia de Jehu G.L. y de otras dos personas como autoros materiales.

Añadió que hay testimonios de personas que aseguran que Jehu G.L. fue quien se llevó las cámaras fotográficas y de video propiedad de María del Sol Cruz Jarquín. “Si Jehu G.L. fuera un “buen cristiano, un buen muchacho”, como dicen quienes protestaron a su favor, habría devuelto sus cosas, pero no fue así, ahí operó un robo y la complicidad de quienes, con ese robo y el de su computadora por parte de una segunda persona en otro escenario, se pretendía borrar la evidencia de un delito electoral cometido por los hermanos Montero.

Lamentó además que el Fiscal Rubén Vasconcelos Beltrán y a la Fiscal Especializada en Delitos Electorales, Araceli Pinelo López, no hayan judicializado la investigación sobre el delito electoral cometido por los hermanos Francisco y Hageo Montero López, sin ninguna razón aparente y cuando ya tienen pruebas suficientes.

También estoy esperando, y pronto, la respuesta de la Contraloría del Estado y está pendiente una investigación por parte del Instituto Estatal Electoral y, por ende, la resolución del Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca, y de Participación Ciudadana, espero que en estas instancias haya justicia.

Reiteró su llamado al gobierno del Estado, “a quien gobierne Oaxaca” para que haga justicia por las víctimas y “porque con la acción del juez Omar Morales Simón, la Alerta de Violencia de Género en Oaxaca, no tiene buen comienzo en Oaxaca y sí habla de la una realidad de omisión, complicidad y perversidad, donde lo que menos importa son las mujeres”.

Por último, Soledad Jarquín Edgar reiteró que no quitará el dedo del renglón y que seguirá exigiendo justicia por la vida de su hija. Al mismo tiempo responsabilizó de todo lo que pudiera pasarle a ella o al resto de su familia al gobierno de Oaxaca, a los Montero López y a José Murat.

Acusado de triple asesinato es “chivo expiatorio”; aseguran que no mató a Pamela Terán, María del Sol Jarquín ni Adelfo

Familiares de Jehú G.L., acusado del triple homicidio de la candidata a edil Pamela Terán, la fotógrafa María de la Luz Cruz Jarquín y Adelfo Guerra, aseguran que el señalado es inocente.

Jehú, afirman, no tuvo nada que ver con los hechos ocurridos el pasado 2 de junio en el centro de Juchitán y que es sólo un “chivo expiatorio” de la Fiscalía General del Estado, señalan los familiares y amigos que se manifiestan a las afueras de Ciudad Judicial en el marco de la segunda audiencia de terminos Constitucional.

Las autoridades tienen 72 horas para ratificarlo como culpable o dejarlo libre.

ERNESTO ROJAS AYUZO

@rojasayuzo

Alejandro Murat instruye a Contraloría investigar responsabilidad de servidores públicos involucrados en tragedia de Juchitán, donde murió la comunicadora María del Sol Cruz Jarquín

Mediante un boletín emitido por la vocería del gobierno estatal, el Gobernador de Oaxaca expresó sus condolencias a familiares y amigos de las víctimas que perdieron la vida durante los hechos registrados en la madrugada de este sábado en el municipio de Juchitán de Zaragoza, región Istmo.

El Jefe del Poder Ejecutivo solicitó a la Fiscalía General de Oaxaca una amplia investigación en el esclarecimiento de los hechos.

Asimismo, instruyó a la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental del Estado a iniciar las investigaciones necesarias para determinar la responsabilidad de los servidores públicos sobre estos hechos.

SAI comisiona a comunicadora para cubrir actividades proselitistas y la matan

@AliBanuelas pide que se declare Alerta de Género en Oaxaca

“Es urgente que se declare la Alerta de Género en Oaxaca, lo que sucedió hoy en Juchitán no puede, ¡no debe quedar impune!, fijó su enérgica postura Alicia Bañuelas, candidata a diputada local por el distrito XIII Oaxaca sur por la coalición “Por Oaxaca al Frente”, integrada por el Partido Acción Nacional (PAN), Movimiento Ciudadano (MC) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

La aspirante a una curul en el Congreso del estado, se refirió al asesinato de Pamela Terán Pineda candidata a segunda concejal del Ayuntamiento de Juchitán de Zaragoza, y María del Sol Cruz Jarquín, su fotógrafa, así como del chofer de la candidata. En ese sentido, Bañuelas dijo que lo sucedido es una muestra más de lo que sucede en todo el país debido a la inseguridad, por ello resaltó que uno de sus ejes primordiales en su Agenda Legislativa que impulsará en la legislatura local a partir del 1 de diciembre, es el tema de la Seguridad, “buscaré coadyuvar para mejorar y fortalecer nuestras instancias de procuración e impartición de justicia, así como equipar mejor a nuestros cuerpos de seguridad, que se capaciten más y por supuesto que se les pague mejor”.

Alicia Bañuelas se pronunció a favor de replantear la estrategia de seguridad que se aplica en la entidad con el fin de ofrecer más y mejores resultados, “no es posible que a 17 meses de administración estatal, estemos por llegar a los 200 asesinatos de mujeres en Oaxaca, ¡no más feminicidios” dijo, por ello buscará generar las condiciones para que los 3 Poderes del estado diseñen un plan más eficaz para garantizar la paz y la tranquilidad de las familias oaxaqueñas.

“No debemos tener miedo para solicitar la Alerta de Género, por el contrario, debemos aprovechar los beneficios que nos provee la ley por aceptar y atender un problema que es grave y en incremento alarmante”, profundizó la candidata por el distrito XIII, que lo integran municipios como Santa María Atzompa, San Jacinto Amilpas y la parte sur de Oaxaca de Juárez.

Se solidarizó además con las familias de las víctimas y resaltó que las autoridades deberán esclarecer los hechos lo más pronto posible, “todas y todos quienes estamos en esto estamos en riesgo, pero en la medida en que nuestras autoridades den resultados, creeremos más en las instituciones” concluyó Alicia Bañuelas.

Comunicadora asesinada en Juchitán estaba comisionada por la Secretaría de Asuntos Indígenas de Oaxaca para cubrir actividades proselitistas de candidato a la presidencia municipal vía @SemMexico @article19mex @AlejandroMurat @GobOax @SAI_GobOax @DDHPO

María del Sol trabajaba en la SAI, pero el titular de la dependencia, Francisco Montero la comisionó para cubrir las actividades proselitistas de su hermano Hageo, candidato a la presidencia de Juchitán

SEMMEXICO/NADIA ALTAMIRANO

SemMéxico. Oaxaca. 2 de junio de 2018.- Paradójicamente, el último mensaje que María del Sol Cruz Jarquín compartió de manera pública en su perfil de Facebook era una imagen del Frente Nacional para la Sororidad en la que una joven de nombre Rosalinda es caricaturizada escribiendo su último mensaje: “Me levantó un taxi y el chofer no me deja bajar 18:02”.

María del Sol no tuvo oportunidad de textear que subía a la camioneta de Pamela Itzamaray Terán Pineda, candidata a segunda concejal del ayuntamiento de Juchitán de Zaragoza como parte de la planilla por la coalición PRI-PVEM-PANAL que encabeza Hageo Montero López. Ambas fueron asesinadas la madrugada de este sábado, en el centro de ese municipio, el noveno más violento del país.

La joven, hija de nuestra compañera periodista Soledad Jarquín, que se desempeñaba como jefa de comunicación social de la Secretaría de Asuntos indígenas, tampoco pudo denunciar que el titular de la dependencia, Francisco Javier Montero López, la comisionó para cubrir desde hace más de un mes las actividades proselitistas de su hermano Hageo Montero López, candidato a la presidencia de Juchitán.

Aunque se intentó de manera reiterada hacer contacto telefónico con el servidor público Francisco Javier Montero, sus números telefónicos marcaron fuera del área de servicio.

En este país “donde no hay oportunidad para las y los jóvenes” si María del Sol no aceptaba que la comisionaran a Juchitán, “perdía el trabajo”, narró la periodista Soledad Jarquín quien en varias ocasiones le insistió a su hija en denunciarlo, “ella me dijo, no mamá, aguantemos”.

Soledad aceptó sin dimensionar que el martes, cuando María del Sol viajó a Juchitán sería el último día que la vería viva. “A mí me arrebataron a una niña alegre, desvivida, con mucho futuro por delante, con muchos sueños que se fueron a la chingada, era la más amorosa de mi familia, sobre todo alegre, se fue la alegría de mi casa”, recriminó.

María del Sol Cruz Jarquín era una joven de 27 años, nació el 10 de octubre de 1990 y era la hija más pequeña en la familia de Soledad Jarquín.

Desde hace un mes que fue comisionada por la SAI como fotógrafa, María del Sol iba y venía de la Ciudad de Oaxaca a Juchitán de Zaragoza y la madrugada de este sábado fue asesinada junto con Pamela Terán y su chófer Adelfo, después de salir del Bar Jardín para subirse a la camioneta de la candidata a segunda concejal de la coalición PRI-PVEM-PANAL.

Ante la ola de violencia que se vive en el país, en Oaxaca, pero sobre todo en esa región del Istmo de Tehuantepec, Soledad Jarquín pidió a periodistas y quienes acompañan a los candidatos “a declararnos un día completo de brazos caídos” porque si no hay seguridad para realizar esta labor “no hay que salir a cubrir a nadie”.

Consiente de que es muy difícil que el gremio le haga caso, Jarquín Edgar pidió reflexionar que “hoy fue mi hija, pero mañana puede ser cualquiera, además que a ella en este sexenio de Enrique Peña Nieto además de su hija en enero de 2016 le arrebataron a su hermano Heriberto Jarquín, cuando fue asesinado en su consultorio de Tlaquepaque, Jalisco.

La pregunta de Soledad Jarquín fue directa: “¿Quién sigue?”.

Asesinan a comunicadora oaxaqueña, hija de la periodista Soledad Jarquín vía @SemMexico @article19mex @AlejandroMurat @GobOax @SAI_GobOax

María del Sol trabajaba en la SAI, pero el titular de la dependencia, Francisco Montero la comisionó para cubrir las actividades proselitistas de su hermano Hageo, candidato a la presidencia de Juchitán

SEMMEXICO/NADIA ALTAMIRANO

SemMéxico. Oaxaca. 2 de junio de 2018.- Paradójicamente, el último mensaje que María del Sol Cruz Jarquín compartió de manera pública en su perfil de Facebook era una imagen del Frente Nacional para la Sororidad en la que una joven de nombre Rosalinda es caricaturizada escribiendo su último mensaje: “Me levantó un taxi y el chofer no me deja bajar 18:02”.

María del Sol no tuvo oportunidad de textear que subía a la camioneta de Pamela Itzamaray Terán Pineda, candidata a segunda concejal del ayuntamiento de Juchitán de Zaragoza como parte de la planilla por la coalición PRI-PVEM-PANAL que encabeza Hageo Montero López. Ambas fueron asesinadas la madrugada de este sábado, en el centro de ese municipio, el noveno más violento del país.

La joven, hija de nuestra compañera periodista Soledad Jarquín, que se desempeñaba como jefa de comunicación social de la Secretaría de Asuntos indígenas, tampoco pudo denunciar que el titular de la dependencia, Francisco Javier Montero López, la comisionó para cubrir desde hace más de un mes las actividades proselitistas de su hermano Hageo Montero López, candidato a la presidencia de Juchitán.

Aunque se intentó de manera reiterada hacer contacto telefónico con el servidor público Francisco Javier Montero, sus números telefónicos marcaron fuera del área de servicio.

En este país “donde no hay oportunidad para las y los jóvenes” si María del Sol no aceptaba que la comisionaran a Juchitán, “perdía el trabajo”, narró la periodista Soledad Jarquín quien en varias ocasiones le insistió a su hija en denunciarlo, “ella me dijo, no mamá, aguantemos”.

Soledad aceptó sin dimensionar que el martes, cuando María del Sol viajó a Juchitán sería el último día que la vería viva. “A mí me arrebataron a una niña alegre, desvivida, con mucho futuro por delante, con muchos sueños que se fueron a la chingada, era la más amorosa de mi familia, sobre todo alegre, se fue la alegría de mi casa”, recriminó.

María del Sol Cruz Jarquín era una joven de 27 años, nació el 10 de octubre de 1990 y era la hija más pequeña en la familia de Soledad Jarquín.

Desde hace un mes que fue comisionada por la SAI como fotógrafa, María del Sol iba y venía de la Ciudad de Oaxaca a Juchitán de Zaragoza y la madrugada de este sábado fue asesinada junto con Pamela Terán y su chófer Adelfo, después de salir del Bar Jardín para subirse a la camioneta de la candidata a segunda concejal de la coalición PRI-PVEM-PANAL.

Ante la ola de violencia que se vive en el país, en Oaxaca, pero sobre todo en esa región del Istmo de Tehuantepec, Soledad Jarquín pidió a periodistas y quienes acompañan a los candidatos “a declararnos un día completo de brazos caídos” porque si no hay seguridad para realizar esta labor “no hay que salir a cubrir a nadie”.

Consiente de que es muy difícil que el gremio le haga caso, Jarquín Edgar pidió reflexionar que “hoy fue mi hija, pero mañana puede ser cualquiera, además que a ella en este sexenio de Enrique Peña Nieto además de su hija en enero de 2016 le arrebataron a su hermano Heriberto Jarquín, cuando fue asesinado en su consultorio de Tlaquepaque, Jalisco.

La pregunta de Soledad Jarquín fue directa: “¿Quién sigue?”.