Patrulla fronteriza de EU dispara gases lacrimógenos tras el intento de un grupo de migrantes de cruzar la valla

Gases, balas de goma y penetrantes sonidos, parte de la disuasión que utilizó la policia estadounidense para contener a los migrantes

AGENCIAS

Varios cientos de centroamericanos de la caravana migrante intentaron este domingo cruzar la valla fronteriza que separa a México de Estados Unidos por el estado de Tijuana.

Pero agentes del Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras estadounidense recurrieron al uso de gases lacrimógenos para dispersar al grupo, en el que se hallaban mujeres y niños pequeños.

Videos que circulan en redes sociales muestran a una decena de personas corriendo hacia la cerca , así como nubes de gas lacrimógeno que se elevaban en el aire.

Este episodio eleva la tensión que vive la región, y en particular México, desde la llegada de miles de migrantes centroamericanos a principios de este mes, que aseguran huir de sus países por la violencia y la pobreza.

Como resultado de los incidentes, la policía municipal dijo en un comunicado que 39 personas están detenidas .

El secretario de gobernación de México, Alfonso Navarrete, aseguró por su parte al diario mexicano Milenio que al menos 500 de los migrantes que intentaron entrar por la fuerza a Estados Unidos serán deportados.

¿Cómo ocurrieron los hechos?

Al menos 500 migrantes, que se encontraban albergados en un refugio estatal cerca de la frontera, rompieron la valla de seguridad de la garita El Chaparral, a donde habían acudido para una manifestación pacífica para que se les permitiera cruzar, según las autoridades mexicanas.

El grupo comenzó a correr hacia el canal del río de Tijuana, muy cerca de la garita de San Ysidro, en la frontera.

Getty Images

El incidente elevó la tensión en la zona.

Por esta razón Estados Unidos cerró el puente fronterizo San Ysidro, por el que pasan diariamente vehículos y peatones de Tijuana a San Diego.

Al llegar a la frontera, algunos integrantes del grupo comenzaron a trepar la valla, pero fueron dispersados por la patrulla fronteriza del lado estadounidense con gases lacrimógenos.

En algunos de los videos que circulan por redes sociales parecen escucharse disparos, aunque hasta el momento no hay reportes de personas heridas y BBC Mundo no pudo comprobar la veracidad de esas imágenes.

Reuters

La policía empleó gases lacrimógenos.

Los migrantes, en su mayoría procedentes de Honduras, se encuentran en Tijuana como parte de los miles de centroamericanos que han llegado a México en varias caravanas durante las últimas semanas.

Según sus testimonios , huyen de la persecución, la pobreza y la violencia en sus países de origen.

En un principio, su objetivo era llegar a Estados Unidos.

No obstante, se enfrentan a una larga espera para ver si su petición de asilo será aceptada por Estados Unidos.

El presidente Donald Trump ha reforzado su línea dura contra la inmigración e insta a que los migrantes se queden en el lado mexicano hasta que los tribunales decidan sobre su caso. Ese proceso puede durar meses.

“Actos de provocación”

El secretario de gobernación de México, Alfonso Navarrete, consideró en declaraciones a medios mexicanos que incidentes como éste “perjudican” al grupo “porque se vuelven actos de provocación”.

Reuters

Al menos 500 migrantes serán deportados, según México.

México teme que lo ocurrido de este domingo afecte la relaci ón con sus vecinos.

El alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, dijo en Twitter que no se permitirán acciones como esta, “fuera de la ley”.

La policía municipal aseguró que varios de los migrantes han sido puestos a disposición de las autoridades para dar seguimiento a su proceso jurídico.

“Un trabajo y una vida mejor”

Al menos diez de los migrantes lograron cruzar la primera valla, según confirmó la corresponsal de BBC Mundo en México, Ana Gabriela Rojas.

Fue cuando trataron de cruzar una segunda pared con picos que los funcionarios del lado estadounidense comenzaron a lanzar gases lacrimógenos, informó la agencia.

Entre el grupo que trató de cruzar, también había madres y padres con hijos pequeños.

Un periodista de la agencia vio a los migrantes, entre ellos madres e hijos, tratando de protegerse del gas, y algunos gritaron que solo querían encontrar un trabajo y una vida mejor en los Estados Unidos.

Un periodista de la agencia estadounidense Associated Press (AP) dijo que había visto a padres huir con niños pequeños que se atragantaban.

La migrante hondureña Ana Zúñiga, de 23 años, trató de cruzar con su hija de tres años. Ella le dijo a AP: “Corrimos, pero cuando corres el humo te sofoca más”.

Entre el grupo, también había menores.

Trump amenazó con cerrar toda la frontera entre Estados Unidos y México a principios de esta semana si se consideraba que se iba a “perder el control” de la situación.

También dijo que le había dado el visto bueno a las tropas en la frontera para usar la fuerza si fuera necesario.

El mandatario ha desplegado alrededor de 5 mil 800 soldados en su frontera sur. Previsamente, calificó a la caravana de migrantes de “invasión”.

Anuncios

Si migrantes lanzan piedras contra agentes estadounidenses, éstos podrán abrir fuego contra ellos

* El presidente Trump advirtió que sus agentes podrían responder con balas a migrantes que agredan a estadounidenses tirándoles piedras en su intento de cruzar la frontera

AGENCIAS

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió ayer jueves que los efectivos desplegados en la frontera de Estados Unidos con México podrían disparar a los migrantes centroamericanos, si éstos les lanzan piedras mientras intentan entrar ilegalmente al país.

Trump afirmó a la prensa en la Casa Blanca que algunos de los miles de migrantes que buscan llegar a Estados Unidos desde Centroamérica, lanzaron piedras a la policía mexicana de una forma “agresiva y violenta” en su camino hacia el Norte.

“No vamos a soportar eso. Si ellos quieren tirar piedras a nuestros militares, nuestros militares van a responder”, dijo, afirmando que los agentes deben considerar que una piedra es como un rifle, porque “no hay mucha diferencia. Cuando alguien es golpeado con una roca (…) es algo muy violento. Muy, muy violento”, dijo.

Si ellos quieren tirar piedras a nuestros militares, nuestros militares van a responder.

“Si ellos lanzan piedras como lo hicieron con los militares mexicanos y con la policía, yo digo que lo consideren como un rifle”, agregó.

Trump habló durante la presentación de su controvertido plan para frenar la inmigración ilegal, un tema que ha colocado en el centro del debate político a pocos días de las elecciones de mitad de mandato, en las cuales el Partido Republicano podría perder el control del Congreso.

El 13 de octubre una caravana de migrantes salió de San Pedro Sula, en Honduras, teniendo una gran repercusión mediática y captó la atención de Trump, que desde entonces se ha referido al tema casi a diario. Interrogado, un portavoz del Pentágono dijo que no quería hacer comentarios sobre “situaciones hipotéticas”.

“Nuestras fuerzas son profesionales entrenados que siempre tienen el derecho inherente a la legítima defensa”, agregó, recordando que el ejército está como apoyo a los guardias fronterizos, que son los encargados de aplicar la ley.

En la ciudad de Tecun Uman, Guatemala, los migrantes hondureños han tenido que sortear muchos obstáculos.

Foto:

AFP

Trump dijo que a partir de ahora Estados Unidos va a terminar con su política de permitir a las personas pedir asilo político en la frontera, salvo que hayan pasado antes por un funcionario migratorio.

Quienes sean detenidos en la frontera van a ser retenidos en campamentos y otros centros de este tipo hasta que puedan ser deportados o que su caso se resuelva y su solicitud sea aprobada, dijo el presidente estadounidense.

Para muchos críticos de su gestión, este replanteamiento de las políticas de asilo viola las leyes actuales. El miércoles, el Departamento de Seguridad Interior (DHS) describió la situación actual en la frontera como una “crisis sin precedentes”.

Sin embargo, según sus propios datos, el número de inmigrantes ilegales interceptados en 2018 fue de 400.000, frente a una cifra de 1,6 millones de personas en el año 2000.

Caravana migrante llega a Matías Romero, Oaxaca

Uno a uno, en parejas, en familia y en pequeños grupos que se formaron en el trayecto de la caravana del éxodo, fueron llegando este jueves los migrantes centroamericanos a Matías Romero, Oaxaca, en el sureste de México.

Poco a poco arriban provenientes de Juchitán de Zaragoza, municipio de la región del Istmo de Tehuantepec, donde estuvieron dos días, y esta mañana decidieron continuar el viaje para avanzar hacia la Ciudad México vía Veracruz.

La jornada ha sido larga y cansada, porque, aunque salieron desde las 06:00 horas de este jueves, los rayos del Sol empezaron a pegar desde muy temprano; las mujeres y los niños ya están cansados y muy acalorados.

Este día se cumplen 21 días desde que iniciaron esta difícil travesía el 12 de octubre pasado en San Pedro Sula, Honduras. Continuaron por Guatemala hasta ingresar a México por Chiapas y ahora están en territorio oaxaqueño.

Las autoridades de Matías Romero dispusieron el Club Deportivo Ejidal “Emiliano Zapata”, ubicado en la entrada de este municipio, donde los mismos migrantes han colocado lonas y casas de campaña para cubrirse del Sol, ya que es un lugar totalmente descubierto.

Han dicho que tienen prohibido pasar hacia el parque municipal, de lo contrario serían detenidos; sin embargo, muchas personas de la caravana caminan hacia el Centro y van pidiendo limosna, buscando lugares para descansar o algo de comida o bebida.

Los primeros en llegar se han posicionado en los mejores lugares que hay, donde el Sol les dé menos, mientras que hay otros que aún vienen en camino, ya sea porque traen niños o porque no encontraron un transporte que los acercara.

En el deportivo municipal apenas empieza a llegar la ayuda, pero los medicamentos y la atención médica permanecen. En tanto que los baños no se visibilizan y el grupo del éxodo migrante empieza a buscarlos sin encontrar alguno.

Por la noche, en la asamblea se decidirá cuál será la ruta que mañana tomará la caravana.

Dijeron que no se detendrán, pese a que no han conseguido camiones para acelerar su llegada a la Ciudad de México, donde pretenden dialogar con las autoridades.

Interacción.org

Gobierno de Oaxaca ha brindado atención médica, alimentaria, psicológica, sanitaria y actividades lúdicas a Caravana Migrante

• Tránsito e ingreso al territorio nacional es competencia federal

COMUNICADO

El Gobierno del Estado de Oaxaca reitera su plena disposición de brindar apoyo humanitario a la Caravana Migrante de Centroamérica que se encuentra en tránsito por territorio oaxaqueño, como hasta el día de hoy se ha hecho, brindando atención médica, alimentaria, psicológica, sanitaria, entre otros.

Los apoyos que se han otorgado desde el 27 hasta este 31 de octubre son: 792 consultas médicas, 129 odontológicas y 8 traslados por parte del personal de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO); 476 consultas médicas y 6 traslados por parte de la Cruz Roja Mexicana; mil 183 consultas médicas a través del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Oaxaca.

Así también se ha brindado por parte del DIF 121 consultas psicológicas y 15 ginecológicas; 97 traslados de niñas, niños, personas discapacitadas y mujeres; y la distribución de 13 mil 900 botellas de agua con capacidad de un litro; además de 9 mil botellas más por parte de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO).

Se ha suministrado agua potable con 20 carros cisternas; 22 mil box lunch –que incluyen torta, galletas y frutas-; al igual que 9 mil comidas; 2 mil 100 dulceros; 47 mil botellas de agua –de 600 mililitros; 700 paquetes de galletas; al igual que la instalación de 80 sanitarios móviles y 5 mil metros cuadrados de enlonado para cubrir a los migrantes de la intemperie; además de 570 cortes de cabello otorgados por el Instituto de Capacitación y Productividad para el Trabajo del Estado de Oaxaca (Icapet).

Asimismo, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca ha aceptado la adopción de una medida cautelar o precautoria respecto a actividades lúdicas para la atención de niños, niñas y adolescentes de la Caravana, ante lo cual se organizaron 650 acciones con juegos, talleres de pintura y pasatiempos, lo anterior en atención a la recomendación emitida por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

Sin embargo, la autoridad competente para el ingreso legal al territorio nacional es el Gobierno de la República, a través del Instituto Nacional de Migración, así como el acompañamiento de la Policía Federal y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en su tránsito por distintas entidades de la República.

El Gobierno del Estado de Oaxaca convoca respetuosamente a la Caravana Migrante de Centroamérica a seguir los procedimientos que para los efectos determinen las autoridades competentes del Gobierno de la República.

Palacio de Gobierno (Planta Alta), Plaza de la  Constitución,

Centro Histórico Oaxaca de Juárez, Oaxaca C. P. 68000

Tel. Conmutador: 01(951) 501 81 00 Ext

Caravana Migrante culpa a México de cualquier agresión que sufran en su trayecto hacia la frontera con Estados Unidos

Mediante un comunicado, los integrantes de la caravana migrante anunciaron que no arribaran a Oaxaca sino a Salina Cruz porque no se les otorgó transporte digno; caminarán por Veracruz, estado al que señalaron por la violencia que ahí prevalece

Exigieron al Gobierno medidas de seguridad y lo responsabilizaron de lo que les pueda ocurrir

COMUNICADO

“El éxodo decidió hace pocos momentos a través de una asamblea extraordinaria un importante cambio de ruta. La salida del 1ro de noviembre será a las 5am desde Juchitan hacia Matias Romero a pie.

“Los miembros del éxodo consideraron varios factores en esta decisión. La delicada condición de salud, especialmente de niños, implica riesgos de ida a la falta de acceso a servicios médicos en la ruta hacia Oaxaca. La carretera de ahí hacia la ciudad de Oaxaca es angosta con curvas, cerros y pocos pueblos con infraestructura para recibir a este éxodo masivo de personas desplazadas de Centroamérica.

“Además, el plan de atravesar por Oaxaca en transporte fue bloqueado por el gobierno federal. Hoy había posibilidad de más de 70 buses de diferentes fuentes de apoyo, que bajo presión del gobierno federal de Mexico retiraron su apoyo, dejando al Éxodo la única opción de seguir a pie hacia Veracruz, un estado con altísimo riesgo de violencia a manos del crimen organizado.

Se exige de manera urgente que las autoridades mexicanas se movilicen de manera responsable para resguardar la seguridad e integridad física de cada uno de las mujeres, niños, hombres y familias desplazadas que caminarán por esta ruta.

Cualquier agresión contra los miembros del éxodo y acompañantes será la responsabilidad completa del gobierno federal mexicano”.

Nosotros, los hipócritas: ¡Bienvenida, caravana migrante!

@NADIASANABIA

La hipocresía y la Caravana Migrante

¿Pedir que se cumpla la ley en el caso de los miles de migrantes que entraron a México vía la caravana cuando acusamos racismo de Donald Trump? Por supuesto, y las posturas no son contradictorias porque no se le exige al presidente estadounidense que violente la constitución de Estados Unidos y abra sus fronteras para recibir a indocumentados sin conocer sus antecedentes, sino que trate con humanidad a los indocumentados que se encuentran trabajando y produciendo en territorio estadounidense.

Y si debe deportarlos, porque así lo mandatan sus leyes, que lo haga con apego a protocolos de derechos humanos.

¿Que los mexicanos debemos estar de acuerdo con abrir nuestra frontera sin cuestionamientos, violentar nuestras leyes, permitir el paso a miles sin saber quiénes son, cuáles son sus antecedentes y objetivos, sin verificar si está en proceso el delito de tráfico de personas por parte de los organizadores o si definitivamente hay delincuencia organizada, permitir que grupos nos usen para propósitos poco claros?

¿Pero por qué no, si esto es México?

No cumplir leyes, la corrupción, la manipulación de las masas empujándolas al sentimentalismo, la debilidad institucional, la impunidad… todo eso es el estilo mexicano: somos “La rosa de Guadalupe” y la votación por el mesías que, por tener mucho de Dios, hará renacer al país.

También por hipocresía: Se ve mal que no estés del lado del desprotegido. Se ve mal no apoyar a quienes dicen estar del lado de los débiles. Se ve mal criticar a Trump y no aceptar a los migrantes (no, no es doble moral). Se ve mal no dejarse manipular ni someterse a la autoridad moral de la miseria porque igualmente tu eres culpable, al ser parte del régimen…  ¿no ves que esos migrantes son víctimas de las históricas injusticias del sistema que a ti te ha tratado mejor?

Se ve mal analizar. Se ve mal pensar.

El miedo es ignorancia, eres un xenófobo. Abre la puerta de tu casa a todos. Abre tus fronteras. No tengas miedo porque entonces eres un maldito además de un ignorante.

Hay que simplificar para ganar.

“México debe ser ejemplo para tratar a los migrantes. México debe apoyarlos”… se lee por todos lados.

Pero, ¿con qué recursos, ya no económicos sino institucionales cuenta México para hacerlo, con la evidente debilidad que tiene?

Además de muchas más, la diferencia entre México y Estados Unidos es la impunidad que persiste en la procuración de justicia.

Quienes pugnan para que los mexicanos seamos un ejemplo deben exigir lo mismo para nuestras verdaderamente graves crisis locales, como la migración interna por pobreza, la discriminación que deriva de ella, el despojo a los pueblos indígenas, la falta de equidad en educación, etcétera.

Para tragarse que los mexicanos que cuestionan la caravana son xenófobos, se debería vivir bajo una piedra y no saber cómo operan los cárteles en la frontera sur; y también pasar por alto que México es un país básicamente corrupto donde mexicanos y migrantes son víctimas de delincuentes locales y extranjeros.

En estos momentos hay un delito consumándose porque la caravana fue planificada y organizada con el fin oficial de cruzar ilegalmente las fronteras.

Caravana, para fortalecer a grupo político y debilitar a un Presidente

Los organizadores (hondureños, guatemaltecos, mexicanos y de otras nacionalidades), las mentes detrás de la caravana tienen mucho que explicar y responsabilidades específicas porque fueron ellos quienes pusieron en riesgo a miles… ¿las razones? Primero políticas, pero ¿cómo descartar apetitos económicos de grupos delictivos ante la oportunidad?

La invitación para unirse a la carava migrante circuló en las redes sociales de Honduras a principios de octubre; el diseño tenía el dibujo de un migrante solitario frente a un fondo rojo brillante.

“… los convocantes le agregaron un toque más político a este volante, pues en él culparon al gobierno de derecha en Honduras por el éxodo: ‘No nos vamos porque queremos. Nos expulsan la violencia y la pobreza’…”

Los vínculos políticos, claros

En Honduras, se celebraron elecciones en noviembre pasado. Ganó en reelección Juan Rolando Hernández, perdió Salvador Nasralla; Nasralla contó con el apoyo del ex presidente hondureño, Manuel Zelaya.

Nasralla acusó fraude electoral. Hubo protestas por parte de sus seguidores y se documentó excesivo uso de la fuerza, con un saldo por lo menos de 33 muertos –según organizaciones no gubernamentales–. También hubo protestas callejeras, toque de queda, barricadas y saqueos a comercios en las protestas.

Bartolo Fuentes, uno de los organizadores y convocantes de la caravana, ha trabajado muchos años con la comunidad migrantes y está vinculado con el ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya.

Así, la caravana tiene hedor a financiamiento político para impulsar al grupo de Nasralla en un primer momento; hay incluso declaraciones en ese sentido, como la que consigna The New York Times:

“ (…) En Tegucigalpa, un miembro prominente de la oposición fue a la Embajada de México y amenazó con enviar varias caravanas si la situación en Honduras no cambiaba, de acuerdo con dos funcionarios mexicanos de alto nivel”.

Mientras el diputado opositor Luis Redondo publicó en su Facebook referente a la Caravana:

“Esta vez será tan grande que cuando la vean andando deberán preguntarse de dónde salen y quiénes son los responsables de que salgan tantas personas de Honduras (…) Es consecuencia de la corrupción, inseguridad, impunidad; los responsables son los corruptos y los corruptores del Partido Nacional”, partido al que pertenece el Presidente Juan Rolando Hernández.

Políticamente, la caravana ayudó a Trump y los republicanos, porque el discurso antiinmigrante vende previo a las elecciones legislativas que tendrán lugar el próximo 6 de noviembre… y el norteamericano lo está explotando como él sabe hacerlo.

La caravana también es una oportunidad para los grupos criminales, quienes tienen la oportunidad perfecta para traficar personas (y cualquier cosa que seres humanos puedan transportar), con la protección de la mayoría.

Tendremos que esperar a que Estados Unidos decida si informa o no quiénes son los organizadores y delincuentes infiltrados en la caravana, así como sus fines (funcionarios de EU ya declararon que Venezuela está financiando la caravana, que vienen en ella ciudadanos de oriente medio y que hay grupos criminales inmersos).

Del gobierno mexicano, francamente no se espera que sepan nada… 14 días después de iniciada la caravana, el secretario de Gobernación mexicano informó que se habían detectado a delincuentes al interior de ésta.

El presidente de Honduras anunció que ese país judializará a los responsables de organizar y dirigir el éxodo; y que hay la intención de conformar un equipo internacional para hacerle frente, en este sentido, Hernández ya envió una comitiva a Washington.

Sí, la Caravana Migrante es un peligro porque no sabemos sus fines reales y el gobierno mexicano no tiene la capacidad de investigar ni contener lo que ésta representa.

Son miles de migrantes a quienes los organizadores expusieron para conseguir fines y ganancias que solo ellos conocen.

Por su magnitud, la Caravana puede resultar incontrolable; no existe un registro de quiénes van en ella… mínimo, para que no sean víctimas en el camino del crimen organizado y nadie se dé por enterado.

Ningún mexicano debe sentir vergüenza por cuestionar la caravana. Es obligatorio hacerlo.