De acuerdo con las cifras oficiales reportadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, este año superó el número de homicidios, femenicidios y delitos de alto impacto

AGENCIAS

El 2019 es hasta ahora el año más violento del que se tenga registro, al sumar, de enero a octubre, 29 mil 574 víctimas de homicidio y feminicidio en el país, superando las 28 mil 868 contabilizadas en el mismo periodo de 2018.

Si se suman las 2 mil 991 muertes violentas de diciembre de 2018, mes en el que asumió el cargo el presidente Andrés Manuel López Obrador, se rebasan las 30 mil víctimas. En promedio se cometen al día más de 100 asesinatos en este gobierno.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) reportó ayer que en octubre ocurrieron 2 mil 933 asesinatos (homicidios y feminicidios), 12 más que en septiembre, mes en el que se alcanzaron 2 mil 921.

De esta manera, junio se mantiene a la cabeza en muertes violentas (3 mil 76), seguido de julio (3 mil 57), agosto (3 mil 40), octubre (2 mil 933), mayo (2 mil 986), septiembre (2 mil 921), mayo (2 mil 986), marzo (2 mil 947), enero (2 mil 927) y febrero (2 mil 876), según los datos de la oficina encabezada por Leonel Cota Montaño.

Guanajuato, donde continúa la disputa entre células de los cárteles Jalisco Nueva Generación y Santa Rosa de Lima por el control del robo de combustible, venta de droga, secuestro y extorsión, se mantiene como el estado más violento en números absolutos.

Después están el Estado de México, Baja California, Chihuahua, Jalisco, Veracruz, Guerrero y la Ciudad de México, con organizaciones criminales en pugna por el control de territorios.

En las ocho entidades federativas mencionadas se encuentran desplegados un total de 25 mil 127 elementos de la Guardia Nacional, enviados a mediados de este año para disminuir la incidencia delictiva en esa zonas del centro y norte del país.

“Con estas cifras, queda claro que los primeros 12 meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador alcanzarán un nuevo récord de homicidios y será también el año más letal desde que se lleva este registro”, consideró el experto en seguridad Ricardo Márquez Blas.

Además, afirmó, los números ponen de manifiesto que la actual estrategia de seguridad no funciona, ya que el homicidio doloso, en su mayoría vinculado al crimen organizado, no da tregua.

“Mientras más meses pasen, la comparación con el último año del expresidente Enrique Peña Nieto va a ser peor”, destacó el exfuncionario federal.

Para el director del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), Francisco Rivas Rodríguez, es prácticamente imposible que 2019 no cierre como el año más violento en la historia, no sólo por los asesinatos, sino por varios delitos más, como el feminicidio, la trata de personas, narcomenudeo, extorsión, así como robo a transeúnte y a negocio.

“Lo que vemos es que hay una mayor parte del territorio que se ha transformado en una zona crisis, hecho que es muy preocupante”, indicó el especialista.

Insistió que en este momento no hay ningún plan que pueda reducir las condiciones de violencia homicida que azotan al país.

Rivas Rodríguez aseguró que el “punto de inflexión” que presumió en octubre el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, en realidad se logró en el sexenio pasado.

“Demostramos que sí hubo un punto de inflexión, pero que éste no empezó en esta administración, sino en la pasada, y eso es muy importante, porque de alguna manera lo que este gobierno quiso dar a entender, a través de Durazo Montaño, es que ya habían logrado contener la escalada de violencia.

“Sin embargo, sólo se refiere a un menor nivel de crecimiento no a una disminución o cambio de comportamiento del homicidio”, puntualizó el experto.

En octubre pasado, Durazo Montaño admitió que en materia de seguridad no hay “nada que presumir, salvo la relevancia que tiene por sí sola el lograr un punto de inflexión en la tendencia de crecimiento.

“Lo importante no es la dimensión del cambio, sino el quiebre en la tendencia de crecimiento de la percepción de inseguridad, y lo mismo sucede con los homicidios”, presumió el funcionario.

Reiteró que el presidente Andrés Manuel López Obrador recibió al país en “crisis crónica” de inseguridad, con 33 millones de delitos y 25 millones de víctimas, que, se estima, se registraron durante el año pasado.

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana señaló que los asesinatos en el país se cometen en regiones específicas de entidades como Estado de México, Baja California, Chihuahua, Jalisco, Veracruz, Guerrero y la Ciudad de México, afectadas por la delincuencia organizada en disputa por el control de las actividades ilícitas.

“Hemos logrado un punto de inflexión en el nivel de crecimiento, en la tendencia de crecimiento del crimen, de los delitos dolosos”, enfatizó el funcionario federal.

2019 es el año más violento del que se tenga registro en la historia reciente de México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s