Carlos Morales, considerado por años el número dos de la paraestatal en su calidad de director de Pemex Exploración y Producción (PEP), recaudó entre contratistas2 mil millones de pesos para la campaña presidencial priista de Peña Nieto en 2012, reveló el mismo durante una grabación

AGENCIAS

En la conversación en un restaurante de la Ciudad de México, en la que ex agentes del Mossad israelí se hicieron pasar por representantes de un inversionista de Emiratos Árabes Unidos -y los grabaron- Pacheco Ledesma detalló el mecanismo de corrupción de Pemex en el periodo de Emilio Lozoya como su titular.

Ahí dijo quién había que hablar, cuánto había que pagar, cuánto se quedaba el director, cuánto por una cita con él, cómo se lavaba el dinero de los sobornos, cómo algunos funcionarios usaron empresas de sus hijos para cobrar las “mordidas” y cómo les hacían llegar “regalitos” tan excéntricos como un caballo cuarto de milla valuado en 250 mil dólares.

Morales cae en la trampa

Carlos Morales, considerado durante años el número dos de Petróleos Mexicanos como director de Pemex Exploración y Producción, recaudó entre contratistas más de 2 mil millones de pesos para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012, reveló José Carlos Pacheco Ledesma, quien fuera coordinador de asesores para Perforación del director general de la empresa al ser grabado, sin saberlo, por la firma de inteligencia británico-israelí Black Cube.

En la conversación en un restaurante de la Ciudad de México, en la que ex agentes del Mossad israelí se hicieron pasar por representantes de un inversionista de Emiratos Árabes Unidos, Pacheco Ledesma detalló el mecanismo de corrupción de Pemex en el periodo de Emilio Lozoya como su titular, al indicar que el dinero se transfería a empresas relacionadas con los funcionarios corruptos: “Hay subdirectores, por ejemplo, que su hijo es el responsable [de la compañía]. Muchas veces todo mundo lo sabe”.

Campaña EPN

La conversación adquiere una dimensión política cuando Pacheco Ledesma comenta que Carlos Morales, considerado por años elnúmero dos de la paraestatal en su calidad de director de Pemex Exploración y Producción (PEP), recaudó entre contratistas2 mil millones de pesos para la campaña presidencial priista de Peña Nieto en 2012.

“Carlos Morales había apoyado la campaña de Enrique Peña Nieto con todos los contratistas: pusieron más de 2 mil millones de pesos en ella. Entonces, tuvo un año y medio más de sobrevivencia [en el cargo]”, indica.

El viernes, el periódico The Wall Street Journal publicó que en esta investigación sobre corrupción en Pemex participan el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) en Houston, la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York y la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) en Miami.

Los resultados de esta indagatoria, que podría castigar a Pemex si se prueba una corrupción tolerada y sistematizada, pueden ser de dramáticas consecuencias para la paraestatal, cuya vulnerabilidad financiera es por todos conocida. La cadena Univision también publicó la información de esta disputa entre Oro Negro, sus tenedores de bonos y el gobierno mexicano.

En los audios se relata que los operadores de los sobornos para el director general de Pemex, Lozoya Austin, eran Froylán Gracia García, coordinador ejecutivo de la Dirección General de Pemex —a quien, señalan, cobraba hasta 100 mil dólares por conseguirle a una empresa una cita con el titular—, y Rafael García, cuyo padre, José Pepe García, es identificado como dueño de una veintena de empresas a través de las cuales triangulaban el dinero por paraísos fiscales y lo justificaban con facturas de servicios y asesorías inexistentes a Pemex. Agregan que el entonces secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, “también recibe su parte”.

Las grabaciones fueron realizadas entre septiembre y noviembre de 2017 por Black Cube, contratada por la empresa Oro Negro, que acusa a Pemex de corrupción. Señala que al no aceptar el pago de sobornos perdió contratos y fue llevada a la quiebra en 2016.

El dueño de Oro Negro es Gonzalo Gil White, hijo del ex secretario de Hacienda Francisco Gil Díaz. Enfrenta orden de aprehensión y ficha roja de Interpol, acusado por el gobierno mexicano.  

Otros ex funcionarios grabados son Mario Beauregard Álvarez, exdirector corporativo de Finanzas, y Gustavo Escobar Carré, extitular de Procura y Abastecimiento.

Corrupción en Pemex financió campaña de EPN, según grabaciones de ex director de Exploración y Producción de la paraestatal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s