Los diputados federales salientes ¡se llevaron todo!

Boceto.png

Hasta ayer viernes 10 de agosto les dieron de plazo a los diputados salientes de la LXIII Legislatura para desalojar las oficinas de San Lazaro.

Trabajadores de todos los Grupos Parlamentarios se avocaron al desalojo. En las oficinas todavía había cajas cerradas, los cuadros estaban descolgados, envueltos en hule espuma. Algunos de los trabajadores fueron filmados y fotografiados por medios nacionales cargando televisores y vaciando de manera sospechosa las oficinas, como era de esperarse incluso hubo agresiones hacia los camarógrafos.

Desde 2015, cada una de las ocho bancadas recibió una subvención fija de 1 millón de pesos mensuales para sus oficinas y actividades, más una subvención variable de 116 mil pesos al mes por cada diputado, que en enero de 2016 subió a 132 mil pesos (Reforma 28/Mar/2016). A ese monto hay que sumar los 155 millones que se les dio en 2016 para modernizar los espacios, que habían sido remodelados apenas tres años antes, más el salario de cada diputado.

El caso más evidente  fue el del PRD cuya bancada “desocupo” desde abril, cuando los diputados dejaron de ir a sesiones, menciona uno de los trabajadores que el equipo que se había comprado se le iba a donar al Comité Ejecutivo Nacional del PRD.

En la Comisión de Trabajo, que preside el priista Pedro Alberto Salazar Muciño, donde también había cajas empacadas y papeles yendo al basurero cerraron la puerta, apagaron la luz y llamaron al personal de resguardo. Llegaron ocho y alegaron que San Lázaro era un espacio privado de los diputados.

El PAN y el Partido Verde vaciaron los 60 campers de lujo a dónde se habían mudado luego que el temblor los dejó sin oficinas. Sólo dejaron archiveros y escritorios. En la coordinación del PAN, en la primera planta del edificio B, se impidió la entrada.

Los libros fueron empacados y los diputados se los llevaron para regalar en su Distrito. Otros fueron a parar a la Biblioteca del Congreso, pero decenas llegaron a la basura, como el “Marco Jurídico del Congreso” o “Timofilia”, el libro de tapa dura conmemorativo de la exposición de Rodrigo de la Sierra en la Cámara a la basura.

camaradediputados-focus-0-0-480-345

 

Agencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s